Seis pasos para dejar como nueva una casa vieja

Decoración | Noticias Inmobiliarias | Trucos y Consejos

Seis pasos para dejar como nueva una casa vieja

  • Los proyectos van desde los lavados de cara de los inmueble (350 euros/m²) hasta actuaciones con acabados de lujo (850 euros/m²)

  • Las ayudas del Ministerio de Fomento, gestionadas por cada comunidad autónoma, pueden alcanzar los 4.000 euros por inmueble

El sector inmobiliario ha sido uno de los que más ha sufrido la crisis. La delicada situación económica y laboral de las familias, sumada al hecho de que la oferta nueva se ha reducido notablemente, ha hecho que se reanimara el interés por la segunda mano, con una oferta más nutrida y, fundamentalmente, más asequible.

De este modo, no resulta raro que las compraventas de casas usadas y la concesión de visados para rehabilitación estén creciendo (un 13,2% en los 11 primeros meses de 2015). A favor del aumento de reformas juegan también las subvenciones. Y es que los últimos gobiernos han lanzado iniciativas y planes para fomentar la rehabilitación de edificios y viviendas.

Estos números, sin embargo, no acaban de reflejar la apuesta gubernamental y del sector constructor (como alternativa a la aún escasa promoción residencial) por la rehabilitación. La mayoría de propietarios rehuye, en muchas ocasiones, de renovar sus viviendas por la complejidad que conlleva. Desde la Asociación Nacional Española de Empresas de Rehabilitación y Reforma (ANERR), su secretario general, José Carlos Greciano, expone una hoja de ruta de seis puntos para afrontar correctamente una reforma de un inmueble.

1- Definir el proyecto

En primer lugar, hay que definir los cambios se quieren realizar. Lo más aconsejable es contratar a un técnico especializado que de soluciones y propuestas a las demandas del propietario. Asimismo, se encargará del proyecto definitivo tras la aprobación de un anteproyecto.

2- Elegir una empresa

Una vez que la idea está plasmada sobre el papel, hay que buscar una empresa que ejecute la obra. Graciano recomienda “dar con una que por su tamaño y capacidad se adecue más a los trabajos que se quieren realizar”.

3- Buscar presupuesto

El tercer paso, y uno de los más importantes, consiste en establecer un presupuesto lo más cerrado posible . Desde ANERR apuntan que el importe, aproximado, de una reforma básica (alicatados, acuchillar el suelo o pintar las paredes) en un piso de 90 metros cuadrados ronda los 350 euros por metro cuadrado. Si se añade la mejora de la eficiencia energética, el presupuesto sube a 400 euros.

Si los trabajos van más allá de un lavado de cara y se realiza una reforma integral del inmueble, las tarifas se sitúan entre los 550 y los 600 euros. 800 euros se pueden alcanzar si se opta por acabados de lujo o sistemas de domótica, entre otros, según los cálculos de las compañías especializadas Gahecor e Ingeniae.

4- Concretar los plazos

Establecer la duración de las obras es clave. Este plazo para una reforma completa no suele superar, de media, los dos o tres meses. Greciano apunta a que es importante acordar que ocurre si no se cumple el plazo. Recomienda buscar la fecha de inicio más conveniente para los dueños y tener en cuenta factores como la climatología.

5- Buscar financiación

Una vez que el proyecto esta definido es necesario calcular el presupuesto y buscar financiación si no se dispone. Hay que tener en cuenta las ayudas de Fomento, gestionadas por las comunidades, para casas anteriores a 1981, entre otros requisitos. Estas subvenciones pueden alcanzar los 2.000 euros en trabajos de conservación, 1.000 en la adecuación de la eficiencia energética y otros 1.000 euros para mejoras de accesibilidad. En total, 4.000 euros.

6- Solicitar licencias

El último paso antes de dar el pistoletazo de salida a las obras pasa por pedir las licencias necesarias. ANERR las divide en dos tipos: las simples comunicaciones previas en los casos de obras menores; y los permisos completos, otorgados por los ayuntamientos cuando se modifiquen elementos exteriores, estructurales o protegidos.

Fuente: ElMundo/Vivienda

Escrito por: 29/02/2016